8 ejemplos que explican la diferencia

Aunque muy diferentes entre sí, ambos son interdependientes en aras de un objetivo en común.

No hablamos de una relación ideal de pareja, pero sí de un tema en el que la armonía y la comunicación también son importantes.

Nos referimos a los datos y la información, dos conceptos indispensables sobre los cuales se sustenta cualquier proyecto de automatización.

Mientras el primero es un valor en frío, como temperatura, presión, caudal, etc., el segundo es lo que nos permite entender un sistema y tomar decisiones en un contexto determinado.

Repasemos sus principales diferencias a través de los siguientes ejemplos.

Tengo un dato cuando…

  • Un sensor de temperatura me brinda rangos de voltaje que llegan a la PLC, se digitalizan y el ingeniero los escala a un valor medible en grados Celsius.
  • Tengo un horno y estoy leyendo valores como 250ºC, 125ºC, 43% y 250 horas.
  • Obtengo un valor alfabético o numérico generado directamente del “Plant Floor”.
  • Las señales que me arrojan los sensores de las máquinas las convierto a un valor entendible medido en una unidad de ingeniería (EU).

Tengo información cuando…

  • Aplico varios datos al contexto de un proyecto de automatización.
  • Transformo los datos en información útil y de valor, a través de herramientas de software que la hacen codificable e interpretable.
  • Logro corroborar que la temperatura ideal para que las galletas que produzco se cocinen bien, es entre 230 ºC-260 ºC y que el horno necesita mantenimiento cada 500 horas.
  • Programo el envío de una alarma por SMS a un celular cuando la temperatura del horno baje del rango indicado anteriormente.

¿Quiere saber más sobre el significado, alcances y diferencias de estos dos conceptos fundamentales en las automatizaciones? Le invitamos a descargar el ebook: Datos vs. Información en un proyecto de automatización y conocer más sobre este tema vital para asegurarse una implementación exitosa.